MEDIDAS PARA AFRONTAR SITUACIONES DE PRESENTE Y FUTURO

Aunque la calidad de vida de las personas en nuestro país ha experimentado una notable mejoría, pudiendo, la gran parte de nuestros mayores, disfrutar de una Tercera Edad plena, tanto física como mentalmente, no podemos obviar la especial situación de vulnerabilidad que determinadas personas mayores padecen respecto del ejercicio y defensa de sus derechos civiles.

A este respecto, nos surgen planteamientos sobre qué, cómo y cuando actuar para hacer efectivos los derechos inherentes de este sector de la población y las alternativas que las leyes proporcionan para recorrer la última etapa de nuestras vidas lo más dignamente posible, independientemente de las condiciones económicas de cada caso particular.

Además del testamento, habitualmente se plantean cuestiones relativas a la financiación de los servicios o prestaciones que se precisan, tales como residencias de mayores o residencias asistidas, o incluso mediante los que se denominan "servicios de tele-asistencia", que consisten esencialmente en recibir atención a distancia, comunicación inmediata o auxilio físico para aquellas personas que no pueden desplazarse fácilmente o tienen problemas de movilidad. son soluciones como el contrato de "renta vitalicia", de "alimentos" o la "hipoteca inversa".

Pero, también, podemos encontrarnos en situaciones en las que una persona con plena capacidad de obrar trata de afrontar y prever la situación que se derivará de una futura incapacidad -ya sea física o psíquica-, encomendando su guarda y custodia a una persona física o jurídica determinada; con esto nos referimos  a los llamados "poderes preventivos" o a la "autotutela".

Y, como no, pueden surgir dudas en torno a que decisiones han de adoptarse cuando una persona se encuentra hospitalizada y no puede tomar decisiones médicas de manera personal. Nos encontramos ante lo que vulgarmente se conoce como "testamento vital" o documento de voluntades anticipadas.

Por tanto nos surgen dos tipos de medidas:

   Para afrontar la situación actual o presente: "contrato de renta vitalicia", "contrato de alimentos", "hipoteca inversa".

   Para afrontar las situaciones futuras: "poderes preventivos", "autotutela", "testamento vita o documento de voluntades anticipadas" y "testamento".

Es en la elección de estas medidas donde el asesoramiento de NB gestión podrá conducirle a optar por una u otra, una vez examinada su concreta situación y las consecuencias jurídicas de cada una en ella.